Capítulo 4

Cómo empezar a tocar el piano

La guía de aprendizaje de piano para principiantes

En el último capítulo explicamos todo lo que necesitas saber antes de empezar a tocar el piano. Ya sabes sentarte correctamente manteniendo una postura firme y cómo pulsar una tecla con la técnica adecuada. Pero las piezas de piano no consisten en una sola nota. Por eso, vamos aquí a conocer mejor el teclado para que puedas poner en práctica lo que hemos aprendido hasta ahora. Al empezar a tocar el piano, es importante utilizar siempre la técnica correcta, por lo que te recomendamos volver de vez en cuando al Capítulo 3 - La técnica de piano correcta.

Orientación y posición de inicio

Observa las teclas. Cada una de ellas representa una nota diferente, pasando de graves a agudas a medida que te desplazas del extremo izquierdo al extremo derecho del teclado. Para ayudarte a situarte en el teclado, fíjate en las teclas negras. Verás que estas se distribuyen en grupos de dos y de tres.

Groups of two and three black keys
Grupos de dos y de tres teclas negras

Las teclas reciben su nombre de las notas del pentagrama que representan. Cada tecla blanca situada justo a la izquierda de un grupo de dos teclas negras es un do. Sitúate en el centro del teclado y busca el do a la izquierda de las dos teclas negras. Este es el do central y será el punto de referencia para orientarte en el teclado.

Middle c
Cómo encontrar el do central

Una vez hayas localizado el do central, coloca el pulgar de la mano derecha sobre él. Recuerda cómo debes colocar la mano: el lateral del pulgar, en su zona más cercana a la punta, debe tocar el do central mientras que el resto de tus dedos se curvan como si sostuviesen una pelota imaginaria (o como si agarrases tu rodilla).

Ahora, extiende el resto de tus dedos en las teclas que suceden al do central, asignando un dedo a cada una de las cuatro teclas blancas, que son re, mi, fa y sol. Esta es la llamada posición de do. Será tu posición inicial para tocar tus primeras melodías. Ignora por el momento las teclas negras. Las estudiaremos más adelante.

C position with keys and letters
Posición de do en las teclas con las notas señaladas

Las otras notas

Las ocho notas van del do hasta el siguiente do más agudo y forman lo que se conoce como una octava. Si pruebas a tocar la misma nota en diferentes octavas, notarás que suena igual, solo que más aguda o más grave.

Info

La digitación correcta

Cuando te encuentras en la posición de do, queda bastante claro qué dedo se debe usar para cada tecla. Sin embargo, cuando quieres tocar otras notas fuera de esta posición, es posible que no te quede muy claro qué digitación usar. De hecho, no existe una regla fija y depende de muchos factores. Aún así, existen recomendaciones para una buena práctica. Si te preocupa hacerlo mal, visita el Capítulo 10 - Mitos sobre el piano y dudas frecuentes para saber más acerca de esto.

Octave
Nombres de las notas de las teclas blancas

Al recorrer el teclado, verás que cada uno de los “dos”se encuentra justo a la izquierda de los grupos de dos notas negras. De la misma forma, cada uno de los “fas” se encuentra a la izquierda de los grupos de tres teclas negras. Una vez logres identificar este patrón, o simplemente te acostumbres a contar desde do hacia la derecha, podrás rápidamente ponerles a las teclas blancas del piano el nombre que les corresponde. La nota más grave en la mayoría de los pianos suele ser un la o un do, pero siempre debes usar la posición de do central como punto de referencia para orientarte, ya que será esta zona central la que más utilices al tocar.

Info

Otros sistemas de notación

El sistema aquí presentado es el de notación latina, y es el utilizado en América (excepto Estados Unidos), España, Francia, Italia y Portugal. Sin embargo, en tu aventura de aprendizaje de piano te encontrarás con otros sistemas de notación.

Sistema de notación musical anglosajón

Es el más extendido en todo el mundo y se basa en las letras del abecedario: en lugar de do, re, mi, fa, sol, la, si; utiliza C, D, E, F, G, A y B.

Notación alemana

Este tendrá más sentido cuando veamos los sostenidos y bemoles (correspondientes a las teclas negras) más adelante. En la notación alemana, la nota si se corresponde con la letra H. Además, la nota que sería si bemol en español (la tecla negra a la izquierda del si) se denomina B.

Empecemos a tocar

Hagamos un ejercicio: toca las cinco teclas de la posición de do en orden, desde la más grave hasta la más aguda. Toca cada tecla con firmeza para que la nota suene y luego suéltala antes de tocar la siguiente. Recuerda la técnica que vimos en el capítulo 3.

Experimenta de nuevo con el rango dinámico pulsando estas cinco teclas de forma más fuerte y más suave, sosteniéndolas durante más o menos tiempo. En la posición de do, tu brazo no debería moverse más que la ligera caída de la muñeca descrita en el capítulo 3, así que recuerda mantenerlo relajado.

Toca tus primeras melodías de piano

Cubriremos los conceptos básicos de la música escrita más adelante. Por ahora, vamos a centrarnos en que toques tus primeras melodías utilizando una notación simplificada. Adopta la posición de do, asignando un dedo a cada nota desde do hasta sol, y toca las notas indicadas más abajo levantando tu dedo de la tecla mientras tocas la siguiente. Sostén cada nota durante el mismo tiempo, pero cuando la brecha se haga más larga, manténla durante más tiempo. No te preocupes si esto te parece demasiado rudimentario: es todo lo que necesitas por ahora para empezar. Te mostraremos una forma muchísimo más eficiente de controlar y representar el tiempo en el capítulo 8.

La siguiente canción es una pieza tradicional llamada Aura Lee y es posible que la conozcas por la canción de Elvis Presley, Love Me Tender.

do fa mi fa sol re sol - fa mi re mi fa - - - do fa mi fa sol re sol - fa mi re mi fa - - -

¡Enhorabuena! Acabas de tocar tu primera canción.

¿Tienes ganas de más? Prueba entonces con esta versión simplificada de el Himno a la alegría de Beethoven.

mi mi fa sol sol fa mi re do do re mi mi - re re -

mi mi fa sol sol fa mi re do do re mi re - do do -

¡Felicidades de nuevo! Esta ya es tu segunda canción y tu primera melodía clásica.