flowkey – Learn piano with the songs you love
flowkey GmbH
Free – Get on Google Play
flowkey Android app
Foto Doro
por Dorothea Herrmann

5 razones por las que tocar el piano estimula el cerebro

La mayoría de la gente toca el piano porque les divierte. Tocar un instrumento, sin embargo, es algo más que un estupendo pasatiempo. Cuando practicas o simplemente tocas una canción en tu piano, tu cerebro funciona a toda máquina. Muchas zonas cerebrales se activan, lo que revierte en efectos positivos a largo plazo y mejora algunas habilidades importantes. Si necesitas más razones para motivarte (o permanecer motivado), quizás estas cinco que aquí te expongo te ayuden.

1. Tocar el piano mejora tu coordinación

Cuando tocas el piano, ejercitas la coordinación independiente. A veces, tu mano izquierda y tu mano derecha necesitan ejecutar movimientos totalmente diferentes al mismo tiempo. Tu cerebro tiene que ordenarles a cada una por separado qué hacer y cómo moverse por el teclado. Esto es gimnasia cerebral de la buena. Aprender a realizar de forma simultánea movimientos independientes con las manos estimula diversas áreas del cerebro, al igual que ser capaz de leer partituras mejora extraordinariamente la coordinación entre la vista y las manos. Y estoy segura de que puedes imaginarte otras situaciones en la vida en las que conviene tener una buena coordinación en las manos. ;-)

2. Tocar el piano aumenta tu capacidad auditiva

cafetería llena

Es bastante obvio que primero necesitas escuchar con atención antes de tocar una determinada pieza musical o canción. Solo si eres capaz de recordar cómo debería sonar, podrás corregirte a ti mismo. Claro que no todo el mundo nace con un oído privilegiado, pero eso es algo que se puede desarrollar. Un pequeño consejo para empezar: suele ser de ayuda el tararear la canción que quieres aprender antes de llevarla a cabo en tu teclado.

Estas habilidades auditivas también benefician la memoria verbal en tu propio idioma y te permiten reconocer mejor las voces en un ambiente ruidoso. Esto resulta muy útil cuando estás intentando mantener una conversación con tus amigos en una cafetería o restaurante a reventar. :-)

3. Tocar el piano mejora tu capacidad lectora

chico leyendo en librería

Las notas de una partitra son como las letras en un libro. Ambas necesitan ser "descifradas" y combinadas para que el texto o la canción tengan sentido. En este sentido, aprender a leer música entrena tus habilidades de lectura al mismo tiempo. Esto ha sido demostrado por un estudio publicado en el diario Psychology of Music (si quieres saber más al respecto, haz clic aquí(artículo en inglés)). De todos modos, y al estar leyendo este post, asumo que no tienes problemas en este aspecto, pero me parece un buen dato para compartir.

4. Tocar el piano mejora tus habilidades con el lenguaje

mapamundi con distintos idiomas

Aprender un idioma extranjero está estrechamente relacionado con las capacidades de lectura y comprensión que acabo de mencionar. Leer partituras y "traducirlas" a movimientos con las manos se puede comparar con aprender una lengua extranjera. Diversos estudios han probado que los niños que fueron enseñados a leer música demostraron mayor facilidad para aprender otros idiomas. Incluso si empiezas ya de adulto, tocar un instrumento beneficia esas capacidades. No obstante, puede que no notes la mejoría tanto como podría ocurrir en los niños.

Las habilidades mejoradas para el idioma pueden estar también relacionadas con la gran capacidad auditiva que los músicos tienen. Tocar el piano hace que resulte más fácil reconocer la melodía de un idioma extranjero y distinguir dónde empieza y acaba una palabra. Si alguna vez has intentado aprender francés, estoy segura de que sabes de lo que hablo…

5. Tocar el piano mejora tu destreza con las matemáticas

Las notas y ritmos, así como la teoría musical, están basadas en las matemáticas. Leer música y contar ritmos requieren habilidades matemáticas. Los estudios muestran que los alumnos que tocan un instrumento suelen sacar mejores notas en los exámentes de matemáticas que aquellos que no lo hacen.* Tocar el piano, sin embargo, es mucho más divertido y entretendio que resolver una ecuación, ¿me equivoco?

¿Acaso has llamado alguna vez la atención de tu público deciendo "Hey, mirad cómo resuelvo este sudoku"?

persona resolviendo un sudoku

Puede que tocar el piano no te convierta en Albert Einstein, pero te aseguro que le vendrá bien a tu cerebro. Y es que, además del lado divertido del asunto, existen otras razones "de bien" para empezar.

*fuente: Friedman, B., (1959). An evaluation of the achievement in reading and arithmetic of pupils in elementary schools instrumental classes. Dissertation Abstracts International, 20, pp. 3662-3663.)