flowkey – Learn piano with the songs you love
flowkey GmbH
Free – Get on Google Play
flowkey - learn piano Android app
mujer tocando canciones tristes piano
Foto de Michael Lane
por Michael Lane

12 canciones tristes para piano

No pasa nada por estar triste de vez en cuando. De hecho, algunas de las canciones más bonitas se escribieron para evocar tristeza y a veces nos dan de lleno en la fibra más sensible. Una de las cosas bonitas de poder tocar música es su función terapéutica para sacar afuera la tristeza y dejarla ir.

Aquí tienes una seleccion de doce piezas y canciones tristes de todos los estilos que te ayudarán a apaciguar tus ratos de melancolía; todas ellas disponobles en la app de flowkey.

Gymnopédie n.º 1 - Erik Satie

Esta delicada pieza de aire lastimero contiene la indicación por parte del compositor de que hay que tocarla de forma lent et douloureux (sobra la traducción, ¿verdad?). Dicho esto, la parte final de esta pieza contiene una ligera nota de optimismo que te ayudará a superar el bajón.

Todavía existe cierto debate respecto a qué se estaba refiriendo Satie al nombrar sus tres Gymnopédies, ya que la palabra proviene de una danza de guerra de la Antigua Grecia (como lo lees). En su día, Satie dijo que se había inspirado en una novela de Flaubert. La pieza se publicó junto con un poema de Latour y, de hecho, el poema termina de la misma forma ensoñadora reflejada en la música: “donde los átomos de chispeante fuego ámbar mezclaban su zarabanda con la gymnopédie”.

Claro de luna - Claude Debussy

Esta tercera pieza de la Suite bergamasque es, probablemente, la más famosa de Debussy y evoca ese reconfortante sentimiento de paz que se siente al observar la luna de noche.

La suave y tenue melodía del principio se va desarrollando in crescendo hasta culminar en un emotivo clímax con rápidas progresiones de dedos, para después volver al delicado estado inicial. El efecto es balsámico.

Hallelujah - Leonard Cohen

La canción original de Cohen es todo un poema melancólico y frágil, pero cada una de las innumerables versiones le da una interpretación distinta a la palabra «aleluya». Ya sea solemne, sexual o puramente espiritual, nuestro arreglo de piano te permitirá olvidarte del significado de la letra y penetrar de lleno en su mágica melodía.

The Sound of Silence - Simon & Garfunkel

Paul Simon dijo que la inspiración para esta canción le vino con 21 años mientras estaba sentado en el baño con la luz apagada, sin otro sonido que el del agua corriendo por las cañerías. Quiso capturar ese sentimiento de soledad y transformarlo en algo sublime a través de su instrumento. En su caso fue con la guitarra, pero tú puedes hacer lo mismo con el piano sin perder un ápice de emotividad.

Ain’t No Sunshine - Bill Withers

Todos hemos echado de menos a alguien en algún momento. Ain’t No Sunshine se ha convertido en todo un himno a la soledad y a la pérdida durante varias generaciones. Sobre la inspiración de la canción, Withers dijo: "A veces echas de menos cosas que no eran especialmente buenas para ti". Seguro que muchos nos podemos ver reflejados en esa frase.

A modo de anécdota, este fue el primer single del primer disco de Bill Withers, publicado cuando este tenía treinta y tres años y era un "simple trabajador de una fábrica perdiendo el tiempo en cosas poco importantes". Si para Bill no fue tarde, tampoco lo será para ti.

Imagine - John Lennon

Lennon escribió la letra junto con su mujer Yoko Ono con el propósito de crear algo parecido a una «oración positiva». El resultado es todo un himno universal a la paz que nos dice que, aunque todo vaya mal en el mundo, siempre habrá esperanza si todos nos unimos para cambiar las cosas. Es un mensaje alentador que se deja sentir desde las primeras notas de piano.

Every Breath You Take - The Police

La canción más exitosa de The Police es una inconfundible combinación de acordes rotos que resultan en una sentida melodía a flor de piel. Aunque la canción suene a declaración de amor, el mismo Sting reconoce que trata de la obsesión y los celos atroces que se sienten cuando el amor se acaba. Espeluznante, pero muy real.

Tears in Heaven - Eric Clapton

En el transcurso de un año, Eric Clapton sufrió la pérdida de su hijo, de su amigo y compañero de profesión Stevie Ray Vaughan, y de dos de sus roadies. Clapton escribió esta canción para expresar su dolor y sacar fuerzas de flaqueza para seguir viviendo. Viéndola desde esta pespectiva, la canción nos anima a no rendirnos ante la pérdida. Como la misma letra dice, “Debo ser fuerte y continuar, porque sé que el cielo no es mi lugar”.

Nothing Else Matters - Metallica

Metallica son conocidos por su frenético heavy metal, por lo que esta canción puede parecerte una elección arriesgada; a menos que la conozcas, claro... Si es así, sabrás que es una poderosa balada con una melodía inolvidable. El cantante James Hetfield empezó a escribirla después de una llamada de larga distancia con su novia, y ese sentimiento se muestra evidente desde la primera línea del texto: “Tan cerca, sin importar cómo de lejos. No puede ser mucha distancia desde el corazón”.

Let Her Go - Passenger

El título lo dice todo, y la canción refleja con pelos y señales eso que se siente cuando el amor termina. Todas esas pequeñas cosas de las que no te diste cuenta en su día pero que ahora echas de menos más que nada en el mundo. Repitiendo la línea "y la dejas ir", el mensaje resulta ser positivo. Puedes dejarla (dejarlo o dejarlos) ir.

River Flows in You - Yiruma

El propio Yiruma dijo que esta pieza "empieza y termina invocando los sentimientos de lo más profundo de mi corazón". Representa el amor en su plenitud, y el significado real del mismo. Triste pero elegante, desemboca en un inspirado final de gran belleza.

Call Out My Name - The Weeknd

La canción más actual de esta lista. La temática se puede resumir en una de las frases del texto: "enamorarme de ti fue mi fallo". Es una verdad triste con la que muchos de nosotros nos hemos enfrentado alguna vez pero, al igual que muchas otras canciones tristes, termina con la concienciación de que tenemos que seguir adelante. "Grita mi nombre y me pondré en camino". En camino hacia algo mejor y menos angustioso. Una idea a la que todos podemos aferrarnos.